18 de octubre. Tras la tercera clase con el grupo que recién empieza las clases regulares de Aladuría y Canto Improvisado escribo esto en Facebook.
Buenas noches amigos y amigas… ¿Cómo están? ¿Cómo les fue el día?
 
Nosotros tuvimos clase regular de Aladuría y Canto Improvisado. Lentamente vamos formando grupo, vamos mostrándonos y dejándonos ver… configurando entre todos las “reglas” de funcionamiento de las clases….
 
Porque una cosa esta clara… A la Aladuría se ha de entrar entiendiendo que el grupo es sagrado. Aceptando que hemos sido educados en una relación con los demás desde la sentencia, el juicio, el miedo y la comparación.. y así.. no es posible crear, así es imposible Ser en libertad.
 
Por eso en cada clase recordamos “A este grupo se viene a Ser todo lo que no hemos podido Ser en otros espacios”. Aquí venimos sobretodo a desaprender, a no pasar por encima las necesidades que tengamos. El grupo es sagrado y es muy muy importante entender que “nuestro problema” con la expresión de nuestra Creatividad esta mediado por el contacto con el grupo y la autoridad, la forma en que tuvieron de evaluarnos y juzgarnos.
 
Por eso, lo más más más más importante de la Aladuría.. es la relación con el grupo.. ¿Cómo debe ser esa relación?
 
Poco a poco os iremos contando muuuucho sobre ello. (Tanto que hasta es una tesis doctoral).
 
Por lo pronto os dejamos aquí escritos los aprendizajes de estas últimas semanas:
 
1. Debido al contacto con el grupo (y la autoridad) hemos dejado de creer que somos creativos. Solo a través del trabajo con él podemos volver a reencontrarnos con nuestra esencia creativa. “Nadie se hace libre en soledad, el ser humano se libera en comunidad, Paolo Freire”.
 
2. Solo a través de la Improvisación y el contacto con el presente podemos entrar en contacto con nuestra esencia.
 
3. La creatividad no te pertenece. Tú eres solo un medio a través del cual el presente se expresa. Un presente mediado por tu capacidad de entrega y por el contacto con las vivencias del grupo. Tu creación es grupal. Somos un grupo, creamos en grupo.
 
Durante este mes estamos poniendo toda nuestra atención en cuidar y mirar la tierra sobre la que luego nacerán otros aprendizajes. Porque para nosotros la educación sigue la metáfora de la vida y las estaciones.
 
 
Primero hemos de cuidar bien la tierra, colocarla en una maceta que sirva para crecer. Después agua, nutrientes, calor, sol y vida.. y cariño, mucho cariño…
 
El resto es cosa suya, de la flor digo…
 
no de usted…
 
¿O También?
 
😉
 
¡Buenas noches a todos!
 
En unos meses comienza la Formación Anual en Aladuría.
Si quieres informarte entra en www.improversa.com
 
Ilustración Adolfo Serra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *